miércoles, 27 de julio de 2011

"SEGUÍ PARTICIPANDO..."


Que las mujeres somos unas romanticonas incurables... lo sé.
Que nos encanta consumir comedias románticas y leer novelas de amor... sí, cupable.
Que al menos una vez en la vida generé una fantasía digna de Hollywood conmigo como protagonista... sí, confieso.
Ahora, lo que viene a continuación seguramente va a superar a más de uno/a.
El relato es en tercera persona y los nombres ficticios, cualquier semejanza con personas y/o situaciones de la vida real “es pura coincidencia”.
La protagonista: mujer de cuarenti, separada, dos hijos, independiente enconómica y emocionalmente, ambas situaciones resueltas (al fin!), a la espera de esa persona que le devuelva la sonrisa “porque sí” que tenemos las mujeres cuando estamos conociendo a “alguien especial”.
Harta de boyar en vagos intentos por distraerse con sus amigas en algún after office, salidas al cine/teatro/etc, etc, se dió por vencida y aceptó que Sandra, una compañera de trabajo, le presente a un conocido en una situación más que común: “¿salimos los cuatro?”- La presentación sería en unas semanas... pero no llegó a ser: - ¡¡¡no sabés lo que le pasó a Enzo.!!!!- le dijo a los pocos días Sandra, -¡¿podés creer que tuvo un A.C.V.?!-
Bueno, pensó ella, hoy en día no hay edad para esos accidentes y lamentablemente son más comunes de lo que pensamos. En fin... se dijo, tal vez el destino le deparaba otro candidato...
Unas semanas más tarde, cenando con Celeste, una amiga ex-compañera del colegio, se le presenta nuevamente la posibilidad de una “presentación”. El día para que se concrete el evento: próximo jueves, “cenamos los cuatro” (again...)
¿Pueden creer que ayer (martes) la llamó Celeste para decirte que ¡¡¿¿Ruben tuvo un A.C.V.??!! Síiiiii.... otra vez sopaaa!
Lo peor de todo es que hoy en la oficina, fuimos varias las que le ofrecimos presentarle un candidato a ver si logramos librarnos de algunos indeseables, pero no hay caso... ella no acepta. Y después dicen que no hay hombres....
Íntimamente creo que cuando llegue a conocer a alguien no va a dejar de pedirle que sonría, levante ambos brazos y diga una frase simple y coherente.*

*ver recomendaciones para detectar un posible A.C.V.

5 comentarios:

Familiarizada dijo...

que cosa che ¡tener los dados así cargados! (no será el ACV eXcusa DE varones para escapar de una cita a ciegas ¿no?

Verónica M. dijo...

Te digo que como excusa es la mejor... de no ser porque en ambos casos fueron fácilmente comprobables... vos, ¿tenés alguien que quieras presentarle? jajaja.

Chechu Molina dijo...

Estas citas pueden a llegar a convertirse en una "interesante salida laboral", mujeres despechadas, corazones rotos, infidelidades, etc. jaja. Muy buen Post. Besos

Familiarizada dijo...

No, Vero. Tengo miedo de que le dé un ACV

Verónica M. dijo...

Gracias por los comentarios, y recuerden que está abierta la Lista de Espera de candidatos para presetaciones...